trenes View More

Ya casi era su cumpleaños número dos. Y entre tantas alegrías y emociones encontradas todavía la pregunta seguía sin respuestas; ¿en donde compramos los “trenes de Thomas”? Ese era el regalo que Samuel Esteban quería para su día tan especial. Unos trencitos coloridos tallados en maderas. En realidad estos juguetitos son bien bonitos. Sin embargo lo bonito no remedia el hecho de que cada “trencito” cuesta casi un ojo de la cara. Los creadores ingleses de este concepto se las ingeniaron para no perder ni una centésima de su inversión. Para colmo de males, los dibujos animados de “Thomas el… Continue Reading